Monday, March 23, 2015

15 años en mis manos

La suerte está echada. Mis pequeñas cumplen tres años y tenemos que tomar la decisión de a qué colegio llevarlas.
Hemos decidido lo que de verdad creemos que es lo mejor para ellas, un colegio que llega hasta bachillerato, que enseña valores, al menos, lo que para nosotros son valores, pero siempre tienes la duda.
Qué pasa si no entran y nos mandan a un colegio que no nos guste. Y si teníamos que haber elegido ése que también nos gustaba pero que era más pequeño y no tenía esto o lo otro. Y si hiciéramos un esfuerzo y la llevamos a un colegio privado....y así miles de dudas.

La suerte ya está echada, como hace 36 años mis padres hicieron por mi, ahora yo decido por sus próximos 15 años, decido cuál será su segunda casa durante una gran parte de sus vidas.

Solo espero no haberme equivocado y que algún día las dos me digan "gracias papá" por llevarnos a este colegio.

Wednesday, February 18, 2015

La Justicia en España

Hace más de un año vi como un "profesional de la carretera", o al menos, así se llaman ellos a sí mismos, golpeaba brutalmente a un coche bien aparcado. Vi como este sujeto se bajaba del furgón y a patadas desenganchaba su furgón del paragolpe trasero del coche. Vi como se montaba de nuevo y se iba.
Apunté la matrícula, la empresa del furgón y le dejé una nota al propietario del coche. No ese día, que no tenía papel, sino al día siguiente.

Un año después el coche sigue con el paragolpe rajado porque el conductor del furgón negó el hecho. El juicio ha tardado un año y quince días, toda una condena, sobre todo si el vehículo hubiera sufrido un daño que no le permitiera circular, que no fue el caso.

Fui llamado a declarar y juré que decía la verdad. Conté lo sucedido. El Juez no ha dado validez a mi testimonio, dice que es raro de creer que viera lo que pasó y no interviniera y que no dejara el papel hasta pasado un día o dos.

Esto es España. Este es el país que tenemos, seguro que porque es el que merecemos. Un país en el que un desalmado incivico golpea un coche aparcado y se va de rositas aunque haya quien lo haya visto.

Vergüenza de país y vergüenza de los jueces que tenemos.

Wednesday, January 01, 2014

Otro año más

La tendencia este año es escribir lo que uno siente al acabar el año en su perfil de Facebook.
Yo he preferido escribirlo aquí, Facebook es una ventana abierta, sin intimidad y aunque esto tampoco lo tiene, yo la siento más.

Se va el 2013, año en el que cumplí los 40 años y que pasará a la historia como uno de los peores de mi vida. Si bien, es verdad que lo más importante no nos ha faltado, la salud, pero en lo laboral sobre todo, ha sido horroroso.

Un año difícil también para mi familia, con el cierre de la empresa de mi cuñado, la misma que durante 35 años dio de comer a todos nosotros.

Pero sobre todo un año en el que por mi nuevo puesto, he visto de cerca la miseria en la que están viviendo muchas familias, teniendo que hacer malabares para poder sobrevivir, perdiendo unas viviendas que quizás nunca debieron comprar o que quizás, nunca debieron venderse a los precios que se vendieron.

Espero que el 2014 sea mejor que el que se va. Que haya salud y trabajo para todos.


Tuesday, January 01, 2013

A ver el Año Nuevo...

Se acabó el 2012, el año del fin del mundo según los mayas, otro más.
Un año que me ha traído a nivel personal la mayor de las alegrías, el nacimiento de mis dos preciosas hijas. Sólo por esto, el año ha sido maravilloso para mí, porque hay un antes y un después del momento en el que las tuve por primera vez en los brazos.

Pero a nivel del resto de amigos y familia el año ha sido durísimo. Un año en el que ha aumentado el paro a mi alrededor, un año en el que he visto como han trasladado a compañeros a lugares lejanos, teniendo que cambiar su vida.

Ha sido un año difícil.

Pero seguimos aquí y estoy seguro que empezaremos a ver el final del túnel.

Este año no voy a plantearme los típicos propósitos de aprender inglés o ir al gimnasio y que nunca cumplo. Este año quiero mejorar como persona en aquellas cosas que la gente que me quiere me reclama.

Voy a intentar ser menos mosqueon y discutir menos por cosas triviales.
Y voy a intentar no sólo querer más a los míos, cosa complicada, sino demostrarlo.

Ojalá el 2013 sea un año bueno para todos.

Saturday, July 21, 2012

Fijo no, indefinido.

El día que entré a formar parte de la empresa en la que trabajo, en aquel entonces una Caja de Ahorros y hoy por hoy, un banco, hubo dos frases que se me quedaron grabadas. La primera fue mi madre, que me dio un beso y me dijo, hijo, ya no tengo que preocuparme de ti, tienes la vida resuelta. La otra la dijo el directivo que nos dio la "bienvenida" en la entidad, que nos dijo, no vayáis a pensar que habéis firmado un contrato fijo, habéis firmado un contrato indefinido.

En aquel momento no lo entendí. Es verdad que el contrato se denominaba indefinido, pero por todo el mundo era conocido como fijo. Y era fijo porque en casi 125 años que tenía la entidad, jamás nadie había sido despedido, salvo que hubiera cometido una irregularidad muy importante.

He visto pasar la crisis ante mis ojos pero no me afectaba directamente. Veía quedarse desempleados a mis amigos uno a uno y daba gracias a Dios de yo tener un empleo fijo.

Al final la crisis también me ha golpeado y lo ha hecho de tres formas. Por un lado, conviertiendo mi contrato en indefinido realmente, es decir, sin fecha establecida de finalización, pero no fijo como siempre lo había creído. Ya en mi empresa ha habido un ERE y muchos amigos y compañeros se han visto obligados a dejar su empleo durante un año.
También me ha afectado con la movilidad, pues hasta hoy, pensaba que trabajaría toda mi vida en la ciudad donde nací y crecí. Hoy, no sólo no lo tengo claro, sino que pienso que es muy probable que me tenga que marchar a otra ciudad, porque en la mía parece que no hay sitio para todos. Y la tercera forma en las calidad de vida, pues estoy seguro que en esta etapa que empiezo, voy a vivir mucho peor de lo que vivía.

Y después de todo eso, sé que hoy por hoy, soy un privilegiado, por mucho que su situación laboral haya pasado de fijo a indefinido.

Friday, July 13, 2012

Érase una vez...la historia de un pueblo azul

Hace tiempo existía en una comarca de la tierra una civilización de pequeños hombrecillos azules que podríamos llamar pitufos por lo parecido a los dibujos animados que disfrutamos de pequeños.

Esta civilización de mercaderes, vivía en armonía con su entorno y era muy querida por sus clientes. Era una civilización moderna, donde cabían todos los adelantos. Para lo pequeña que era en número de habitantes, podía competir en avances tecnológicos y técnicas de ventas con civilizaciones de comarcas lejanas, mucho mayores y fuertes.

Los miembros de esta civilización se sentían muy identificados con ella y luchaban cada día por sacarla adelante.

La vida discurría feliz. Era una civilización muy democrática, donde el poder político escuchaba siempre a los trabajadores y donde todo el mundo podía expresarse para lograr el objetivo común de todos ellos.

Cierto es que rumores de problemas económicos acechaban a esta civilización, pues en su afán de crecimiento y ser mejores, habían invertido mucho y con mucho riesgo. Estas inversiones habían sido el motivo de su avance, pero en una época de crisis mundial, podrían verse en problemas.

Muy cerquita de esta civilización, en su misma comarca, existía otra civilización de hombrecitos verdes, conocidos como duendes.

Pese a vivir muy cerca unos de otros, eran dos civilizaciones totalmente distintas. La prosperidad de esta segunda civilización se basaba en la austeridad de sus negocios. Arriesgaban poco y por tanto, la imagen que prestaban al exterior era de una civilización antigua y en decadencia. Tecnológicamente hablando, estaban a años luz de la civilización pitufa, pero ellos habían elegido así su camino. Políticamente hablando eran una civilización con un poder autocrático, donde unos pocos tomaban las decisiones y nadie osaba llevar la contrario. Paso lento, pero seguro, era su filosofía.

Un buen día, el rey de la comarca les dijo que tenían que unir sus civilizaciones en una sola, vivir todos juntos, comerciar juntos. Los motivos verdaderos de aquel deseo real nunca se supieron. Para unos, el rey temía podría temer por el futuro de ambas por la llegada desde comarcas lejanas de civilizaciones de comerciantes mucho más avanzadas y de mayor tamaño. ¿Temía perder poder en su comarca o temía por la subsistenca de sus civilizaciones?. Otros comentan que los grandes riesgos tomados por la civilización pitufa estaba desembocando en la quiebra de esta civilización y que el rey pensó que la única forma de salvarla era si hacían junto con la civilización de duendes una sola. Otros decían que la situación de la civilización de duendes, tan atrasada les auguraba un final cercano y que tuvieron que unirse a la civilización de pitufos para que éstos los llevaran a la modernidad. Incluso había quién hablaba de otras tramas de reyes para tener el poder de comarcas cercana.

La solución fue que ambas civilzaciones crearon una sola. Se fueron a vivir juntos y empezaron los problemas. No sólo era color de la piel, que los hacía distintos y que hacía que no se mezclaran, manteniéndose en grupos de su misma raza, sino que tenían culturas tan distintas que los choques eran continuos.

Tras dos años de unión, la nueva civilización era un desastre, tecnológicamente no sólo no se había avanzado, sino que los pitufos veían como su tecnología era cada vez peor, teniendo cada vez menos herramientas para su mercadeo.

Además, los políticos de ambas civilizaciones chocaban continuamente, por su forma de gobernar.

Tan mala era la situación que estalló una guerra civil entre los dos pueblos.

Tan en peligro estaba la ciudad, que los gobernantes tuvieron que empezar a hacer alianzas con otras ciudades de su misma comarca, pero de tradiciones y costumbres muy distintas, tanto como en algunos casos, su condición social y económica. Pero debido a la guerra civil que existía en la ciudad, pese a ser el pueblo más fuerte de los aliados, nunca tuvo la fuerza necesaria para imponer sus condiciones.

Estas nuevas alianzas volvieron la ciudad en un auténtico caos en el que nadie sabía quién mandaba ni qué había que hacer. Nadie tomaba decisiones y la situación se iba deteriorando poco a poco.

Hace unos meses, recibió un aviso de una Gran Ciudad, con un poderoso ejército, de un país lejano, de que iba a invadir las ciudades aliadas y tomar el poder.

Hoy se ha producido la toma. Aquel pueblo azul ha sido tomado hoy prisionero. Sus gobernantes, sus militares han sido aniliquilados y el pueblo ha quedado a merced de ese coloso que apareción en la frontera de sus territorios cuando más desprotegido estaba.
No se sabe qué va a pasar con el pueblo. Serán explotados y luego sacrificados cuando ya no puedan dar de sí lo que se les pide o por el contrario, serán tratados como ciudadanos de primera, como los conquistadores y vivirán felices en su nuevo país.

Eso el tiempo lo dirá, pero hoy, todos nos sentimos conquistados.

Sunday, April 15, 2012

Los recaudadores de Hacienda llevan tricornio

Cuando en algunas ocasiones he escuchado a gente comentarios que parecían indicar cierto temor a la policía o la Guardia Civil, me extrañaba e incluso me molestaba porque una persona de orden no debe temer a los cuerpos de seguridad del estado, sino sentirse protegido con ellos.

El sábado cambió mi visión de esto y lo hizo por culpa de unos recaudadores de Hacienda disfrazados de Guardia Civil.

Después de una semana de duro trabajo, terminada el sábado al mediodía, me dirigí a pasar el fin de semana con la familia en el campo. Cuando ya estaba a punto de llegar, tuve la mala suerte de encontrar en mi camino a un coche de la Guardia Civil, que al adelantarlo decidió multarme. Da igual que yo fuera a la velocidad permitida, que pusiera el intermitente para realizar el adelantamiento y para salirme de la autovía, porque ellos habían decidido multarme, porque tienen orden de sus superiores de multar.

Hay que llenar las vacías arcas del estado y está claro que la forma de hacerlo es ésta, multando sin parar por todo, por lo que sea, porque si quieren multarte lo hacen.

Conmigo tuvieron suerte, metieron la matrícula de mi coche en su ordenador y vieron que la primera matriculación fue hacía más de dos años y que el primer titular había sido una empresa y como el Tío Gilito, se les volvieron los ojos de dólares....seguro, pensaron, el conductor de ese coche, ése al que vamos a multar de todas formas, no sabe que su coche tiene que pasar la ITV a los dos años en vez de a los cuatro como todos los coches nuevos.

Y así fue, no lo sabía y no había ido a pasarla. 200 euros me han caído.

Cierto es que no tengo pasada la revisión, porque no sabía que tenía que pasarla, pensaba que me quedaba año y medio para pasarla, pero me preocupa que hayan ido a por mí, que decidieran que me iban a multar.
Me preocupa que el estado mande a las fuerzas de seguridad a recaudar dinero en vez de a protegerme, me preocupa la idefensión que me crea.

Cuidado a todos los que os movéis por las carreteras españolas, los recaudadores de hacienda con tricornio están por todos lados, acechando y ávidos de cumplir con su obligación, darnos un sablazo, una forma de subir los impuestos sin subirlos realmente. Y si no, a ver cómo explicar que hayan multado por lo mismo a un amigo hoy domingo y que de vuelta a casa desde el campo, hayan parado a mis amigos en dos ocasiones.